¿Cómo beber Mezcal?

Si ya es aficionado al tequila, probablemente esté listo para explorar el mundo del mezcal, la otra bebida espirituosa de agave de renombre en México.

Considerado en su día una bebida de nicho en Estados Unidos, el mezcal se ha convertido en una bebida de masas.
Aunque el mezcal comparte algunas similitudes con el tequila, es mucho más que “el primo ahumado del tequila”. Puedes consultar este post si te interesa saber más sobre cuál es la diferencia entre el tequila y el mezcal.

En este post hablaremos de algunas recomendaciones sobre cómo beber Mezcal.

¿Existe una forma mejor o adecuada de beber Mezcal?

Aunque el mezcal se consume tradicionalmente solo, hay que tener en cuenta varios matices a la hora de disfrutarlo para apreciar plenamente sus características únicas.

El mezcal no está pensado para un consumo rápido, sino para degustarlo lentamente.

Aunque, cada persona debe disfrutar de su mezcal como le plazca, le daremos algunas pautas para que aproveche al máximo su experiencia con el mezcal y para mostrarle, si desea seguirla, la forma correcta de beber mezcal:

a) Vasos: Para servir el mezcal, opta por un vaso de chupito tradicional o un pequeño snifter. Estos recipientes potencian la exploración sensorial de la bebida espirituosa.

b) Temperatura: El mezcal debe servirse a temperatura ambiente. Si se enfría puede entorpecer sus intrincados sabores y cautivadores aromas. Temperatura ambiente: El mezcal debe disfrutarse siempre a temperatura ambiente, ya que el frío puede disminuir su perfil de sabor.

d) Maridaje: Considere maridar el mezcal con platos mexicanos tradicionales, como tacos, o disfrutarlo como digestivo después de una comida.

e) La calidad importa: Elige un mezcal de alta calidad que se haya elaborado siguiendo los métodos tradicionales.

c) Bebe despacio: Beba el mezcal lentamente, dejando que cada nota se despliegue y revele su complejidad.

Además, una técnica esencial, a menudo denominada técnica del “beso” por los aficionados, se considera la forma adecuada de sorber y saborear el mezcal.

¿Cómo beber mezcal? La técnica del “beso”

Aquí te dejamos los pasos a seguir para un sorbo perfecto utilizando la técnica del “beso”:

Huélalo: Comienza oliendo el mezcal directamente bajo tu nariz.

Inclínalo: Inclina la copa en un ángulo de 45 grados e inhala el aroma, permitiendo que se despliegue la complejidad del mezcal.

Boca abierta: Con la boca abierta, siga aspirando el aroma del mezcal.

El beso: Tome un pequeño sorbo y déjelo reposar en el paladar. Remuévalo suavemente y luego trague.

Exhala: Inmediatamente después de tragar, exhale lentamente. Esta técnica ayuda al paladar a adaptarse a la mayor graduación alcohólica del mezcal y permite discernir mejor sus distintos sabores.

¿Cómo se bebe el mezcal?

Aunque el mezcal se saborea tradicionalmente solo, también es costumbre acompañarlo con pequeños bocados de comida.

Las rodajas finas de naranja son una opción popular, pero también se puede optar por la jícama, la zanahoria o el pomelo.

Estos aperitivos suelen espolvorearse con una sal mixta especial conocida como “sal de gusano”.

La sal de gusano es un delicioso condimento elaborado con larvas molidas que viven en las plantas de agave.

Además, el mezcal combina de maravilla con diversos alimentos, como quesos, carnes y salsas ricas como el mole.

También cabe destacar que el mezcal puede ser una bebida versátil en los cócteles. Puede sustituir a la bebida espirituosa original en cócteles clásicos, ofreciendo un toque único.

En definitiva, disfrutar del mezcal no es sólo disfrutar de la bebida, sino explorar su rica herencia, sus tradiciones y los diversos sabores que lo convierten en una parte muy apreciada de la cultura mexicana.

Mezcal con zumo de lima

Mezclar mezcal con zumo de lima puede ofrecer un toque delicioso. Combina un par de onzas de mezcal con una onza de zumo de lima recién exprimido.

Mezcal con naranja

Al añadir un toque cítrico a su experiencia con el mezcal, la incorporación de naranja puede introducir un delicioso contraste con las notas ahumadas de la bebida espirituosa.

Un método sencillo pero eficaz es acompañar el mezcal con rodajas finas de naranja fresca. El dulzor natural de la naranja complementa el ahumado del mezcal, creando un armonioso equilibrio de sabores.

Mezcal Solo

¿Cómo beber Mezcal Joven?

El mezcal joven, a menudo denominado mezcal “joven”, ofrece una experiencia de consumo única caracterizada por su frescura y sus sabores vibrantes.

El mezcal joven, al igual que el mezcal, suele tomarse solo, ya que permite saborear sus sabores sin adulterarlos.

Mezcal con Sal de Gusano

Para los que buscan una dimensión extra de sabor, el mezcal puede disfrutarse con un condimento único conocido como “sal de gusano”.

Qué es la sal de gusano: La sal de gusano es una mezcla de sal y chiles molidos. Esta distintiva mezcla de especias se elabora para complementar los matices terrosos del mezcal.

La verdadera sal de gusano incluye gusanos molidos y asados que proceden de la planta del agave. Esta adición contribuye a su sabor único y complejo.

¿Cómo no beber mezcal? Nuestras recomendaciones y conclusión

Para apreciar plenamente esta distinguida bebida espirituosa, es esencial evitar los errores más comunes. He aquí nuestras recomendaciones sobre cómo no beber mezcal:

Beber mezcal frío o con hielo: El mezcal cuenta con una plétora de congéneres naturales, que contribuyen a su distintivo perfil de sabor.

Enfriar el mezcal puede opacar estos sabores y enmascarar su complejidad. Es muy recomendable guardar el mezcal en una estantería y disfrutarlo a temperatura ambiente, para que su carácter vibrante brille con luz propia.

Evitar el trago fuerte: Beber mezcal no consiste en pegarse un buen trago; es más parecido a un beso suave o a un ligero toque en los labios.

El perfil de sabor del mezcal tiene muchas capas y es complejo, y para apreciarlo de verdad, hay que dejar que el líquido se deslice suavemente por la lengua, saboreando cada matiz.

Empezar despacio para los novatos: Si eres nuevo en el mundo de las bebidas espirituosas, es aconsejable que te introduzcas poco a poco en el mundo del mezcal.

Empiece con cócteles de mezcal que le introduzcan en su esencia ahumada y le ofrezcan al mismo tiempo un sabor familiar y accesible.

Aquí te damos algunas recetas de cócteles fáciles de seguir que te introducirán perfectamente en el mundo del mezcal: