Variedades de Agave

En Del Maguey ofrecemos expresiones elaboradas con diez varietales diferentes. Todas son celebradas por las familias indígenas que honran a Del Maguey con su sabiduría.

Para entender bien el mezcal hay que entender primero la planta que nos regala este mítico elixir. El agave (maguey) es realmente mágico y resistente y forma parte de la cultura humana desde hace mucho tiempo. Es un material rico con el que los maestros de la destilación crean un arte líquido.

Espadín (Agave angustifolia haw.)

Apreciado por su rápida maduración de 6 a 8 años, el Espadín es el principal cultivo utilizado en la producción de mezcal en el estado de Oaxaca. Crece a una altura de 6-8 pies y en una variedad de suelos y elevaciones, produce una amplia gama de sabores, desde afrutados y picantes hasta herbáceos y terrosos.

Ver Expresiones

Arroqueño (Agave americana var. oaxaquensis)

Antes de que el cultivo de Espadín se desarrollara realmente en Oaxaca, el Arroqueño era el principal agave en los Valles Centrales y otras regiones. Es una planta majestuosa. El Arroqueño, que tarda hasta 18 años en madurar sin ser tocado en la naturaleza, suele producir un mezcal rico y dulce, que a menudo muestra una nota de chocolate.

Ver Expresión

Tobalá (Agave potatorum)

El tobalá, conocido como el rey de los magueyes, es considerado por algunos como el primer agave destilado por los productores indígenas de Oaxaca. Al tobalá le gustan los suelos rocosos y de gran altitud, suele crecer a la sombra de los robles, como las trufas, y tarda entre 10 y 15 años en madurar. El Tobalá produce un mezcal complejo marcado por una alta mineralidad.

Ver Expresión

Tepextate (Agave marmorata)

El tepextate florece a gran altura, colgado en el borde de los acantilados o enclavado en los lechos de los bosques de pinos y robles, y tarda mucho en madurar, entre 18 y 30 años. Sus hojas no crecen rectas, como las de otros agaves, sino que se desarrollan en una formación retorcida. Suele producir un mezcal confitado y etéreo.

Ver Expresión

Jabalí (Agave convallis)

En zapoteco, el Jabalí es conocido como el maguey de la montaña, porque, más que otros agaves, puede encontrar grietas en las escarpadas paredes de los acantilados en las que germinar sus semillas. No es fácil de trabajar, ya que los productores tienen que aprender a manejar las burbujas de aspecto jabonoso que se crean en la fermentación y la destilación debido al alto nivel de saponinas que contiene su savia. El jabalí tarda entre 10 y 15 años en madurar en la naturaleza y puede producir sabores con una acidez brillante y hermosa.

Ver Expresión

Papalome (Agave cupreata)

Papalome, el nombre coloquial de Agave Cupreata, recibe su nombre de la palabra náhuatl que significa mariposa. Su aspecto es similar al del Tobalá, con hojas anchas y hermosas espinas en los bordes y las puntas. El Papalome tarda entre 10 y 12 años en madurar y puede producir un mezcal terroso y carnoso con una complejidad excepcional.

Ver Expresión

Papalote (Agave potatorum o Agave seemanniana o Agave nussavorium)

El agave Papalote es muy similar en tamaño y apariencia al Tobalá y produce pequeñas piñas con un alto contenido de azúcar que a menudo dan un espíritu floral. En el entorno del sur de Puebla, crecen al sol sin cobertura de las copas de los bosques de altura junto a las palmeras endémicas de Izote, y tardan entre 10 y 15 años en madurar.

Ver Expresión

Barril (Agave karwinskii)

Endémico de ciertas regiones de Oaxaca, el Barril recibe su nombre porque el tronco y el corazón son muy anchos y altos de diámetro. En estado salvaje, el Barril puede tardar entre 12 y 30 años en madurar, dependiendo del suelo y la altitud. Suele producir un mezcal seco y terroso con mucho umami.

Ver Expresión

Madrecuixe (Agave karwinskii)

La Madrecuixe pertenece a la subvariedad de la familia Karwinskii, única por su porte erguido. La polinización cruzada de las semillas de Madrecuixe es común, lo que da lugar a su nombre coloquial de madre. Tarda entre 12 y 18 años en alcanzar su plena madurez y suele producir un mezcal de sabor verde, lleno de hierbas, con sabores terrosos y vegetales.

Ver Expresión

Tobaziche (Agave karwinskii)

El tobaziche tarda entre 12 y 18 años en madurar en la naturaleza y alcanza los 3 metros de altura. Aunque son de porte erguido, su diámetro es más estrecho que el de su primo, el Madrecuixe. El tobaziche es muy apreciado por sus sabores más secos que le confiere el tronco/la base del corazón, que a menudo produce un mezcal herbáceo, vegetal y terroso.

Ver Expresión